Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

 

El beso: Rituales y creeencias

En sus orígenes se cree que el beso era acción mediante la cual se transmitía la vida, el ánimo e incluso la fuerza. Fue asimismo expresión de entrega a lo sagrado.

            

Por ello, los primeros besos de la humanidad fueron dirigidos a las cosas sagradas, con el fin de recibir su influjo mágico o sobrenatural.

En el Egipto antiguo se besaba los pies al rey-dios o faraón. En Grecia se ofrecían a las estatuas de los dioses a fin de implorar su protección, al igual que los fieles besaban el umbral del templo o el altar.

Éste es el sentido del beso dirigido a Alá, con el que comenzaban sus preces los antiguos musulmanes y uno de los alicientes para peregrinar a la Meca es besar la Kaaba o Piedra Negra.

De ahí pasó la humanidad a ofrecer ósculos a los reyes, por creerse que eran designados por Dios además de gozar ellos mismos de consideración divina.

 

El beso en la boca: Un descubrimiento tardio de la humanidad

El beso en la boca era desconocido por los griegos, que se limitaban a besar la cabeza, los ojos y alguna vez las manos, según se deduce de los poemas homéricos; de hecho, mientras se le besaba en la frente se tiraba de la orejas a la persona besada.

En ninguna de las lenguas célticas existe palabra alguna que se refiera a estos encuentros labiales. Hasta el siglo XV, por ejemplo, los aborígenes de América ignoraban completamente esta expresión afectiva.

En el Zohar, la obra capital de la Cábala, encontramos una interpretación mística del beso que procede de la creencia rabínica, según la cual, ciertos justos, como Moisés, son liberados de la última agonía por medio del arrobamiento extático del beso de Dios.

En este sentido, san Bernardo de Claraval dice que el Espíritu Santo es un «beso de la boca», intercambiado por el Padre y el Hijo. Según este santo, de quien se afirma fue fundador de la regla de los caballeros templarios, se trata de un ósculo sagrado que sólo Dios puede dar. El beso perfecto lo recibirían los seres humanos en la eternidad.

Sin embargo, el beso en la boca no siempre se vio de forma positiva. Todavía en 1914, cuando la famosa escultura de Augusto Rodin El Beso fue llevada a Lewes, en el sur de Inglaterra, sus vecinos se alzaron en armas contra aquella «obscenidad» y hubo que esconder la obra de arte en un pajar para ponerla a salvo de sus iras. Hasta el año 1999 la estatua no pudo volver a su primera morada.

Aún, en la actualidad, los japoneses carecen en su idioma de una palabra para «beso» entre dos personas.  Los malayos se excitan acariciando con la nariz más que con los labios; y los filipinos besan acercando las narices a la cara y sorbiendo, aunque en lugares como Manila empleen también los labios, manifestando su interés sexual arrugando la nariz como si quisieran olfatear, ya que el olfato tiene más importancia que el tacto en el amor primitivo: no dicen como nosotros «dame un beso», sino: «huéleme»

 

Los besapiés

Los primeros emperadores romanos daban a besar el pie a sus súbditos, hasta que Trajano erradicó esta ceremonia por creerla reñida con la dignidad humana.

Un siglo después, los papas decretaron que sus pies debían recibir esta fineza, imponiéndose abiertamente este rito en el siglo III. Más adelante, algunos pontífices trataron de evitar el rechazo que a más de uno producía la ceremonia y mandaron bordar una cruz en sus zapatillas, con el fin de que lo que se besase fuera el símbolo cristiano y no la humana extremidad.

Emperadores de la categoría de Constantino el Grande o Justino no pudieron eludir este gesto y tuvieron que depositar su ósculo sobre la base de los miembros inferiores de los papas san Silvestre y san Juan I, respectivamente. En vista de que los reyes, a imitación de los pontífices romanos, quisieron ser también objeto de este ceremonial, el papa san Gregorio lo reservó en exclusiva para los ocupantes del trono de san Pedro.

 

Juramiento, cruz y beso!

Todavía puede verse realizar un juramento en son de amenaza, mediante el beso de los dedos pulgar e índice en forma de cruz, al tiempo que se dice: Por ésta, o por éstas, que son cruces. Este gesto mágico procede del voto de adoración que realizaban los romanos ante las efigies de Venus.

Besaban la señal que hacían con el índice apoyado sobre el pulgar puesto verticalmente, por ser el primero el dedo de los honores y el segundo estar consagrado a la diosa del amor. Dada la similitud de este signo con la cruz, la tradición popular cristiana no dudó en incorporar dicho rito pagano a sus particulares intimidaciones.

 

Superticiones relacionadas con el beso

En torno a el beso existe cierta línea supersticiosa negativa: no se debe confiar en quien nos besa en la mejilla mientras permanece detrás de nosotros, es signo de traición: una leyenda piadosa asegura que Judas, no atreviéndose a dar la cara besó a su Maestro estando detrás de él.

Si un niño besa a un adulto espontáneamente apenas le es presentado, la persona mayor vivirá largo tiempo, pero si es forzado a hacerlo o cuesta convencer al niño, la persona en cuestión o es mala o está muy enferma: para deshacer el maleficio o conjurar el malfario el adulto debe ahuecar las manos haciendo con ellas una copa y soplar en su interior con vehemencia.

 

 

Conozca también

El agua: Supersticiones y rituales

Conoce la numerología

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

Feng Shui del bebé

libros brujería

 

 

 

                                                                                                     San Cristobal y su devoción

  • El beso: Rituales y creeencias

     

     

    Siguenos en:

    Consultorio esoterico en Facebook

    Consultorio esoterico en Google plus

      Consultorio esoterico en Twitter

    Consultorio esoterico en Youtube

    Inicio

     

     

     

    Hechizos

       Hechizos de amor

       Hechizos de dinero

       Hechizos de belleza

       Hechizos de salud y remedios    caseros

       Hechizos de protección

       Ritual de limpieza y    armonización del hogar

       Hechizos para los estudios

       Recetas mágicas variadas

       Rituales contra el mal de ojo

     

    La suerte y cómo atraerla

     

    Técnicas adivinatorias

    Acutumancia

    Animales

    Arena

    Barajas españolas

    Bingo

    Bola de cristal

    Botanomancia

    Cartas de naipes

    Conchas del mar

    Contemplación del agua

    Contemplación del espejo

    Contemplacón del huevo

    Dominó

    Fisignomía

    Grafomancia

    Humo y la ceniza

    Líneas de la mano

    Lunares

    Numerología

    Oráculo de Venus

    Péndulo

    Pesomancia (piedras)

    Quirognomía

    Rabdomancia o radiestesia

    Runas

    Tarot

    Taza de té

    Otros técnicas de adivinación

     

    Quieres saber a qué santos encomendarte para cada dolencia?

      Libro de santos

     

    Técnicas de desarrollo mental

    La intuición

    La telepatía

    Las premoniciones

    Visión remota

    Visualización creativa

    El mándala

    El aura

    Activación de la mente

     

    Los ángeles

       El misterio de los ángeles

       Jerarquía angelical

       Cómo invocar al ángel de la    guarda

       Cómo invocar a los arcángeles

       El tarot angelical

    Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

       Cómo contactar con los    ángeles de manera natural?

     

    Significado de los nombres

    Letra A - B                

    Letra C - D               

    Letra E - F              

    Letra G - I               

    Letra J - L

    Letra M - N

    Letra O - Q

    Letra R - Z

     

    Santos y oraciones poderosas

       Santos para encomendarse

       Salmos poderosos

       Oraciones para buena suerte

       Oraciones para protección

       El poder de la oración curativa

       Oraciones para sanación

       Santos para el trabajo y

       negocios

     

    Las velas en los rituales

    Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

    Rituales de amor con velas

    Rituales de salud con velas

    Rituales con velas para el trabajo y para negocio

     

     

    Consulte nuestros diccionarios esotéricos

     

    Diccionario de sueños

     

    Diccionario de superstición

     

    Diccionario de plantas mágicas

    Diccionario de piedras mágicas

     

        ¿Quieres conocer?

      rituales