">

 

 

 

Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

Siguenos en:

Consultorio esoterico en Facebook

Consultorio esoterico en Google plus

  Consultorio esoterico en Twitter

Consultorio esoterico en Youtube

Inicio

 

 

 

Hechizos

   Hechizos de amor

   Hechizos de dinero

   Hechizos de belleza

   Hechizos de salud y remedios    caseros

   Hechizos de protección

   Ritual de limpieza y    armonización del hogar

   Hechizos para los estudios

   Recetas mágicas variadas

   Rituales contra el mal de ojo

 

Perfumes mágicos

Baños mágicos

Inciensos mágicos

 

La suerte y cómo atraerla

 

Amuletos y talismanes poderosos

 

Técnicas adivinatorias

Acutumancia

Animales

Arena

Barajas españolas

Bingo

Bola de cristal

Botanomancia

Cartas de naipes

Conchas del mar

Contemplación del agua

Contemplación del espejo

Contemplacón del huevo

Dominó

Fisignomía

Grafomancia

Humo y la ceniza

Líneas de la mano

Lunares

Numerología

Oráculo de Venus

Péndulo

Pesomancia (piedras)

Quirognomía

Rabdomancia o radiestesia

Runas

Tarot

Taza de té

Otros técnicas de adivinación

 

Quieres saber a qué santos encomendarte para cada dolencia?

  Libro de santos

 

Técnicas de desarrollo mental

La intuición

La telepatía

Las premoniciones

Visión remota

Visualización creativa

El mándala

El aura

Activación de la mente

 

Los ángeles

   El misterio de los ángeles

   Jerarquía angelical

   Cómo invocar al ángel de la    guarda

   Cómo invocar a los arcángeles

   El tarot angelical

Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

   Cómo contactar con los    ángeles de manera natural?

 

Santos y oraciones poderosas

   Santos para encomendarse

   Salmos poderosos

   Oraciones para buena suerte

   Oraciones para protección

   El poder de la oración curativa

   Oraciones para sanación

   Santos para el trabajo y

   negocios

 

Las velas en los rituales

Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

Rituales de amor con velas

Rituales de salud con velas

Rituales con velas para el trabajo y para negocio

 

Feng shui

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

Feng Shui del bebé

 

Guía práctica para usar las pirámides de forma mágica

 

Astrologia

Horóscopo chino

Articulos sobre esoterismo

 

Enlaces

 

Consulte nuestros diccionarios esotéricos

 

Diccionario de sueños

 

Diccionario de superstición

 

Diccionario de plantas mágicas

Diccionario de piedras mágicas

 

    ¿Quieres conocer?

  rituales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hechizos y rituales con turmalina y sus propiedades

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hechizos y rituales con turmalina y sus propiedades

Existen diferentes variedades de turmalina, compuestas por una base cristalina de silicato de duminio, a la que durante la cristalización se ha incorporado una o varias sustancias adicionales, entre las que se cuentan boro, litio, flúor, óxido de hierro, manganeso y otros elementos.

La turmalina cristaliza en el sistema rómbico, en prismas hexagonales alargados y asimétricos, de fractura irregular o concoide, y las distintas variedades se diferencian fácilmente por sus colores, muy variados y generalmente homogéneos, aunque en ocasiones se presentan cristales en dos colores.

Ejemplos de estos últimos son los cabeza de turco, que pueden ser rojo/rosados en un extremo y verdes en el otro, o transparentes y negros en la misma disposición Lo más curioso de este fenómeno es que en la mayoría de los casos, los colores son complementarios, como el verde y el rojo, o el blanco (hialino) y el negro.

Otra posibilidad de policromía es en estratos concéntricos o longitudinales, claramente diferenciados, como en el caso de la llamada turmalina cenicienta, roja en el interior y verde en la periferia. Algunas turmalinas reciben nombres secundarios según los colores que presentan: la negra -la más común- se define simplemente como turmalina, o nigrolita; la roja se conoce como rubalita; la violeta como siberita; la azul como indicolita o zafiro brasileño; la incolora, acrolita; la verde, vireolita o peridoto de Ceylán, y las multicolores, iridolita o policrolita.

La variedad negra se encuentra preferentemente enclavada en rocas cuárácas y microesquistos, mientras que las coloreadas se hallan por lo general en drusas y geodas pegmáticas; es muy frecuente -y curioso- que en la misma geoda puedan encontrarse ejemplares de distinto color, e incluso policromas. Los principales yacimientos de turmalina se encuentran en EE.UU., Birmania, Brasil, los Urales (vertiente oriental), Sri Lanka y Madagascar.

Si bien la turmalina llegó a Europa recién en el siglo XVHI, procedente del entonces Ceylán (hoy Sri Lanka), su nombre proviene indudablemente del término malayo turmali, pero en la antigüedad esta piedra recibía otros nombres como succinum y ligures, aunque no puede asegurarse que se trate del mismo mineral. Lo único que puede comprobarse fehacientemente, es que en los últimos tiempos se han encontrado y comenzado a explotar yacimientos de grandes proporciones, rasgo indicativo de que la turmalinas está asumiendo un papel preponderante en la gea mundial, y preparándose para atender las cada vez más complejas necesidades del hombre de la Era de Acuario.

 

Propiedades curativas y esotéricas de la turmalina

Tanto los poderes terapéuticos de la turmalina, como en lo referente al esoterismo, emanan directamente del color de cada variedad, pero en general, representa la amabilidad, la cortesía, la consideración afectuosa y la convivencia pacífica.

Turmalina negra. Es la más conocida y aplicada en gemoterapia, ya que su color constituye el limpiador por excelencia, tanto para el cuerpo físico como para los sutiles. Refuerza, por ejemplo, el cuerpo emocional, neutralizando todos los sentimientos negativos como la angustia, el temor, el stress, el odio y la envidia, tanto emanados de nuestro propio subconsciente, como provenientes del exterior. A diferencia de los restantes cristales negros (obsidiana, cuarzo ahumado, etc.), la nigrolita es la única piedra negra que desvía, o repele, las energías negativas, en lugar de absorberlas.

Unida a su color negro, su forma alargada y a menudo estriada longitudinalmente, la transforma -colocándola en la posición adecuada- en un excelente canalizador hacia el exterior de las energías negativas, limpiando los chakras de bloqueos estructurales y preconceptos nocivos, especialmente los que impiden los procesos autocurativos a todo nivel. Una de las aplicaciones más efectivas de los cristales de turmalina es determinar con ellos un camino de salida para las energías negativas, comenzando por los chakras superiores, y uniendo cada uno de ellos hacia abajo, hasta finalizar en el Muladhara.

En terapia física, aplicada sobre el primer y segundo chakras, se considera un excelente diurético y regulador del aparato digestivo y los movimientos peristálticos de los intestinos, empleándose también en casos de cálculos renales y vesiculares, desarreglos menstruales, constipaciones y diarreas, diuresis y enuresis, y en general, en todo tipo de desorden que involucre cualquiera de las vías excretoras.

Si se observa de cerca un cristal de turmalina negra completo y al natural (sin pulir) podrán apreciarse su largas estrías paralelas, en cuyo diseño perfecto reside su gran poder; estas estrías canalizan rápidamente, y sin posibilidad de error alguno las energías negativas, alejándolas de nosotros, y limpiando, tanto los órganos físicos, como los cuerpos sutiles. En la Era que se inicia, la turmalina será el principal canal de desagote de efluvios perniciosos de la humanidad, desbrozando el camino para que ingrese en nosotros la energía positiva del Universo.

Turmalina verde (vireolita). Su color se asimila al Rayo Verde activador del tercer chakra, aunque en este caso más como protector que como curador, ya que genera un gran campo de protección contra el ingreso de energías negativas. La turmalina verde envuelve los cuerpos energéticos y físicos en una intrincada e inviolable malla de luz curativa, asegurando una interacción activa entre la frecuencia del espíritu y la de la materia. De esta forma, sus ondas se interfieren positivamente, armonizando las energías cósmicas con las personales.

Si bien la turmalina verde no constituye un instrumento de gemoterapia física específico, aplicada sobre el chakra Manipura activa el funcionamiento de las glándulas de secreción endocrina y regula la función del sistema inmunológico, eliminando así los agentes físicos del agotamiento y la depresión, y despertando estadios de conciencia hasta entonces bloqueados en los niveles más profundos del subconsciente.

Turmalina roja (rubeta). La turmalina roja o rubelita, cuyos matices oscilan entre el rosa suave y el rojo vibrante, es, indudablemente, una de las piedras más indicadas para el chakra del corazón, ya que constituye uno de los principales estimulantes y reguladores de todas las funciones cardíacas, y consecuentemente, de todos los órganos y sistemas que dependen de él.

La rubelita simboliza el amor en el reino de la materia, gracias al cual todos sus elementos se protegen entre sí, generando una infinita fuente de compasión que hace imposible la existencia de emociones destructivas como el miedo, el odio, la venganza, la envidia, etc.; esto se hace extensivo al plano físico, con lo cual automáticamente desaparece toda posibilidad de enfermedades o desarreglos orgánicos.

Turmalina hialina (acrolita). La acrolita, o turmalina incolora, constituye uno de los elementos gemoterapéuticos más efectivos, ya que a la perfecta canalización y amplificación de los siete Colores Cósmicos que permite su transparencia, similar a la del cuarzo hialino, se suma la poderosa energía defensiva de la turmalina, característica de su cristalización rómbica.

A pesar de su aparición relativamente reciente (es la más nueva del grupo, y no se ha manifestado al hombre sino hasta hace unas pocas décadas), algunas experiencias dejan entrever un enorme potencial, especialmente en las enfermedades del cerebro que requieren actualmente neurocirugía, como las hemorragias, aneurismas y tumores.

Turmalina multicolor (iridolita, policrolita). La combinación rosa/verde presente en la turmalina Cabeza de turco -una de las policrolitas más frecuentes-, constituye uno de los esquemas terapéuticos más eficaces, especialmente sobre el chakra Anahata, ya que el Rayo Verde cura las lesiones emocionales del corazón, mientras que el rosa despierta un sentimiento de empatia y amor entre los distintos órganos, que da como resultado la armonización de la totalidad del sistema.

 

Ritual con turmalina roja para atraer el amor

El objetivo de este hechizo consiste en pedir un deseo amoroso o conseguir que nuestra voluntad se vea cumplida en ese terreno. Para ello pediremos ayuda a Venus, diosa del Amor, que favorece la voluntad, mediante el uso de una vela rosada. Ella nos dará la fuerza para conseguir que nuestro deseo se cumpla.

El ritual tiene un fuerte elemento de visualización, que es la clave de su funcionamiento.  Es decir, se pide a Venus, mediante la turmalina roja, el amor de una persona conocida y procedemos a crear una imagen mental del momento es que somos aceptados por esa persona.

Si, en algún momento, la imagen se pierde o empieza a descontrolarse, yendo en direcciones hacia las que no debería ir, el ritual deberá ser suspendido y vuelto a empezar. Si el descontrol de la imagen se repite varias veces en diferentes días y no podemos llegar a completar el ritual de ninguna manera, sería bueno plantearse si no estamos pidiendo algo que no nos conviene.

Deberá llevar la turmalina encima hasta que el deseo se vea cumplido. No es aconsejable tocarla con la mano derecha si no quiere confundir el deseo; este lado en nuestro cuerpo es el que emite, mientras que el izquierdo es el que recibe.

También sería bueno sujetar con fuerza la turmalina de vez en cuando e intentar concentrarse y sentir su energía, su calor y, finalmente, su latido, como si fuera un corazón, contra nuestra mano izquierda..

 

 

Conozca también

Rituales y hechizo con el maíz

El romero y su uso mágico

La canela: Su poder mágico en el amor y para encontrar trabajo

 

 

 

 

 

 

 

                                                             

                                                                Deseas conocer tips y consejos de belleza