">

 

 

Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

Siguenos en:

Consultorio esoterico en Facebook

Consultorio esoterico en Google plus

  Consultorio esoterico en Twitter

Consultorio esoterico en Youtube

Inicio

 

 

 

Hechizos

   Hechizos de amor

   Hechizos de dinero

   Hechizos de belleza

   Hechizos de salud y remedios    caseros

   Hechizos de protección

   Recetas mágicas variadas

   Rituales contra el mal de ojo

 

Perfumes mágicos

Baños mágicos

Inciensos mágicos

 

La suerte y cómo atraerla

Amuletos y talismanes poderosos

 

Técnicas adivinatorias

Interpretar los lunares

Contemplación del agua

Contemplacón del huevo

Adivinanza en la taza de té

Bola de cristal

Grafomancia

Numerología

Dominó

Cartas de naipes

Tarot

El uso del espejo

El péndulo

Quirognomía

El oráculo de Venus

Las runas

Fisignomía

 

Quieres saber a qué santos encomendarte para cada dolencia?

  Libro de santos

 

Técnicas de desarrollo mental

La intuición

La telepatía

Las premoniciones

Visión remota

Visualización creativa

El aura

 

Los ángeles

   El misterio de los ángeles

   Jerarquía angelical

   Cómo invocar al ángel de la    guarda

   Cómo invocar a los arcángeles

   El tarot angelical

 

Santos y oraciones poderosas

   Santos para encomendarse

   Salmos poderosos

   Oraciones para buena suerte

   Oraciones para protección

   El poder de la oración curativa

   Oraciones para sanación

 

Feng shui

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

 

Astrologia

Articulos sobre esoterismo

 

Consulte nuestros diccionarios esotéricos

 

Diccionario de sueños

 

Diccionario de superstición

 

Diccionario de plantas mágicas

Diccionario de piedras mágicas

 

    ¿Quieres conocer?

  

 

 

 

 

 

 

     

     

          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las piedras como método de adivinación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

      La piedra como método de adivinación

El uso de pequeñas piedras o guijarros como método de adivinación es muy antiguo y recibe el nombre de pesomancia.

 

          

Usualmente, se reúne trece guijarros blancos y trece negros. (Si sólo puede conseguir piedras blancas o de colores claros, pinte de negro trece de ellas.) Todas deben ser aproximadamente del mismo tamaño.

Mientras formula su pregunta afirmativa o negativa, coloque los guijarros en una bolsita de tela o en un recipiente de metal. Agite las piedras. Repita, y luego haga la pregunta por segunda y tercera vez.

Con los ojos cerrados, meta la mano a la bolsa y saque un puñado de guijarros. Colóquelos sobre la mesa o el piso.

Cuente el número de piedras de cada color. Si hay más blancas que negras, la respuesta a su pregunta es favorable. Si sacó más piedras negras, la respuesta es no. Si el número de piedras blancas y negras es igual, no hay respuesta en este momento; inténtelo de nuevo más tarde. Una práctica relacionada con ésta se usaba en el antiguo Hawai, y los incas usaban pilas de granos secos de maíz con un propósito similar.

Una forma moderna de adivinación con piedras aparentemente se originó en Europa. Obtenga trece guijarros del mismo tamaño. Usando pintura blanca, marque cada uno con las siguientes palabras de un solo lado:

Sol

Luna

Mercurio

Venus

Marte

Júp. (Júpiter)

Sat. (Saturno)

Casa

Amor

Dinero

Noticias

Viajes

Salud

Obviamente, los primeros siete son cuerpos celestes, incluyendo al Sol y la Luna. Los últimos seis representan diversos aspectos de la vida.

Para usar las piedras, dibuje un círculo de aproximadamente 35 centímetros de diámetro. Agite los guijarros en una bolsa y arrójelos al círculo. Aquellos que caigan fuera de él no se deben leer. Sólo los que queden cara arriba dentro del círculo se deben consultar.

Aquí se presenta una lista de las piedras y sus significados adivinatorios.

Sol. Gran actividad; iluminación.

Luna. Sueños, fantasías, cambios, el futuro en movimiento, curación, secretos.

Mercurio. Se requiere meditación.

Venus. Amor, belleza, compasión.

Marte. Peleas, peligro, discusiones, altercados, energía.

Júpiter. Dinero, empleo, negocios.

Saturno. Vejez, sustento, posibles problemas de salud.

Casa. Relaciones familiares, la estructura en sí.

Amor. Relaciones, matrimonio, camaradería, separación o divorcio (si Marte o Saturno se encuentran cerca).

Dinero. Empleo, ascensos, facturas, negocios, seguridad.

Noticias. Mensajes de todo tipo, cartas, faxes.

Viajes. Viajes cortos y largos, viajes de negocios, reubicación de la casa.

Salud. Asuntos de curación y enfermedad.

Las piedras que están cerca unas de otras se deben leer juntas. Por ejemplo, si el amor aparece a un lado de las noticias, recibirá un mensaje de o sobre un pariente. Si cae cerca del Sol, todo se aclarará respecto a su relación en el futuro; si cae cerca de la Luna, su amor es más bien una fantasía; si lo hace cerca de Mercurio, debe examinar su relación; si cae cerca de Venus, se le ama mucho; cerca de Marte, debe estar preparado para una confrontación con su enamorado; si cae cerca de Júpiter, ha dado demasiada importancia (amor) al dinero. Si queda cerca de Saturno, la relación podría terminar pronto, por el contrario, podría durar mucho tiempo.

Otras piedras cercanas pueden proporcionar mayor profundidad a la situación. Si Júpiter cae cerca del dinero, mire el guijarro más cercano para determinar la naturaleza de la respuesta. Si éste es el correspondiente a las noticias, podría recibir un mensaje relacionado con el dinero, una factura o incluso un cheque.

Este sistema de echar las suertes puede crear sorprendentes resultados si las piedras se leen con reflexión e inteligencia.

 

Otros temas relacionados

 

El uso del tarot

El uso del espejo para la adivinación

El péndulo

Quirognomía

Líneas de la mano y la adivinación

 

 

                                                            Sepa a qué santo encomendarse para su salud