Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

Siguenos en:

Consultorio esoterico en Facebook

Consultorio esoterico en Google plus

  Consultorio esoterico en Twitter

Consultorio esoterico en Youtube

Inicio

 

 

 

Hechizos

   Hechizos de amor

   Hechizos de dinero

   Hechizos de belleza

   Hechizos de salud y remedios    caseros

   Hechizos de protección

   Ritual de limpieza y    armonización del hogar

   Hechizos para los estudios

   Recetas mágicas variadas

   Rituales contra el mal de ojo

 

Perfumes mágicos

Baños mágicos

Inciensos mágicos

 

La suerte y cómo atraerla

 

Amuletos y talismanes poderosos

 

Técnicas adivinatorias

Acutumancia

Anillos

Animales

Arena

Barajas españolas

Bingo

Bola de cristal

Botanomancia

Cartas de naipes

Conchas del mar

Contemplación del agua

Contemplación del espejo

Contemplacón del huevo

Cuchillo

Dados o cleromancia

Dominó

Fisignomía

Grafomancia

Humo y la ceniza

Líneas de la mano

Lunares

Numerología

Numerología china

Oráculo de Venus

Péndulo

Pesomancia (piedras)

Quiromancia

Quiromancia y salud

Quirognomía

Rabdomancia o radiestesia

Runas

Tarot

Tarot egipcio 

Taza de té

Otros técnicas de adivinación

 

Quieres saber a qué santos encomendarte para cada dolencia?

  Libro de santos

 

Técnicas de desarrollo mental

Activación de la mente

Aura

Chakras

Hipnotismo

Intuición

Mándala

Percepción extrasensorial

Premoniciones

Psicometría parapsicológica

Telepatía

Visión remota

Visualización creativa

 

Los ángeles

   El misterio de los ángeles

   Jerarquía angelical

   Cómo invocar al ángel de la    guarda

   Cómo invocar a los arcángeles

   El tarot angelical

Santos y oraciones para pedir justicia

Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

   Cómo contactar con los    ángeles de manera natural?

 

Significado de los nombres

Letra A - B                

Letra C - D               

Letra E - F              

Letra G - I               

Letra J - L

Letra M - N

Letra O - Q

Letra R - Z

 

Santos y oraciones poderosas

   Santos para encomendarse

San Antonio de Padua

San Cristobal

San Judas Tadeo

San Ignacio de Loyola

   Salmos poderosos

   Oraciones para buena suerte

   Oraciones para protección

   El poder de la oración curativa

   Oraciones para sanación

   Oraciones para perdonar

   Santos para el trabajo y

   negocios

 

Las velas en los rituales

   Cómo hacer sus propias velas?

   11 reglas en el uso de velas en    ituales y hechizos

Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

Rituales de amor con velas

Rituales de salud con velas

Rituales con velas para los negocios

Rituales con velas para el trabajo

 

Feng shui

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

Feng Shui del bebé

Feng Shui de las reformas

Feng Shui en el comedor

 

Guía práctica para usar las pirámides de forma mágica

 

Astrologia

Horóscopo chino

Articulos sobre esoterismo

 

Enlaces

 

Consulte nuestros diccionarios esotéricos

 

Diccionario de sueños

 

Diccionario de superstición

 

Diccionario de plantas mágicas

Diccionario de piedras mágicas

 

    ¿Quieres conocer?

  rituales

 

 

 

 

 

 

 

     

     

          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los remedios florales del Dr. Bach desde el punto de vista esotérico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los remedios florales del Dr. Bach desde el punto de vista esotérico

Como los remedios homeopáticos, los remedios florales del Dr. Bach tienen por objeto tratar a la persona en vez de la enfermedad y, en particular, el estado mental de la persona.

Estas flores son una continuación de las hierbas medicinales que ya nos son familiares a la mayoría y fueron descubiertas en la década de 1930 por el Doctor Edward Bach, Licenciado en Medicina, Miembro del Real Colegio de Médicos, Miembro del Real Colegio de Cirujanos y Diplomado en Sanidad Pública. Este doctor abandonó sus prácticas normales para encontrar un método de curación de las enfermedades que no tuviera efectos secundarios.

El creía que tratar al paciente era tratar la enfermedad y que «la mente, por ser la parte más delicada del cuerpo, indica el comienzo de la enfermedad más claramente que el resto del cuerpo», y por lo tanto escogió el estado de la mente como guía para hallar el remedio necesario. En vista de los conocimientos que poseemos ahora acerca de las enfermedades psicosomáticas, sus ideas deben ser de aplicación para nosotros.

El Doctor Arthur Bailey prefiere los remedios florales del Dr. Bach a las sales (aunque utiliza ambos) porque curan antes. Estas flores constituyen, para el profano, una forma segura de tratamiento. Se pueden adquirir en las tiendas homeopáticas, en herbolarios y tiendas de productos dietéticos. Los extractos se presentan en forma líquida y como sólo se necesitan muy pequeñas dosis se puede hacer uno mismo el medicamento, añadiendo dos gotas del extracto que se haya comprado en una botella pequeña de agua. Si fuese necesario guardar esta solución durante algún tiempo, será necesario añadir al agua un poco de coñac como conservante.

Cada dosis consistirá en unas cuantas gotas de esta solución, que deberán diluirse de nuevo con un poco de agua o de leche (también se podrán tomar sin diluir en caso de emergencia). Las dosis se podrán tomar sin riesgo alguno a intervalos aproximados desde unos pocos minutos hasta dos o tres horas.

Dicha solución podrá utilizarse también como loción —unas cuantas gotas en un tazón con agua— para aliviar el dolor, inflamación o entumecimiento. Dado que estos medicamentos a base de flores son de fácil preparación, damos a continuación la forma más usual para hacerlo.

Si es posible, emplear agua mineral pura y recoger las flores a primera hora de la mañana, que es cuando están más lozanas. Para esto último hay que elegir un día claro y soleado.

Poner el agua en un tazón de cristal (que no sea grueso) y poner las flores de forma que floten en la superficie del agua cubriéndola totalmente. Colocar el tazón al sol durante tres o cuatro horas hasta que las flores empiecen a marchitarse. El agua estará entonces cargada de la esencia de las flores y lista para ser embotellada (de este agua se utilizarán solamente dos gotas para diluir). Llenar la botella hasta la mitad y luego completar rellenando con coñac.

Si no fuera posible obtener agua mineral pura, habrá que utilizar el agua más purificada disponible.

Este método de preparación es adecuado para agrimonia. heliantemo, mímulus, cerato, achicoria, clemátide, centaura, genciana, impatiens, scleranthus, verbena y violeta de agua.

Estos eran los doce remedios originales, aunque el Centro del Doctor Edward Bach suministra ahora treinta y ocho, y el Doctor Arthur Bailey ha descubierto otros probando con otras plantas para comprobar si son adecuadas para tratamientos médicos.

Existe otro método de preparación que es adecuado cuando se desean utilizar otras partes de las plantas, tales como pequeños trozos de tallos u hojas frescas. En estos casos, se deberán hervir las partículas en agua corriente (lo más pura posible). Después el agua se enfriará, se colará y se embotellará según se ha descrito anteriormente, dejando espacio para añadir coñac a la esencia una vez fría. Este método se utiliza para preparados de las siguientes plantas: tiemblo, haya, manzano silvestre, olmo, aulaga, brezo, acebo, carpe, roble, olivo, pino, etc.

El Centro Bach clasifica estos remedios en siete denominaciones, según los estados de ánimo del paciente —miedo, incer-tidumbre, falta de interés en la situación actual, soledad, hiper-sensibilidad a otras influencias, abatimiento o desesperación y excesiva preocupación por los demás. Existen otros libros que describen más exactamente los diversos estados de ánimo (ver lista de libros).

A continuación describo los estados de ánimo correspondientes a cada una de las doce flores originales.

Achicoria. Pertenece a los que quieren proteger con exceso a los demás. Quieren que sus seres queridos estén siempre cerca de ellos. Tienden a introducirse continuamente en los asuntos de las otras personas «para su propio bien» y siempre encuentran algo que corregir. Les disgusta estar solos y quieren dominar a los demás.

Tienden a gozar con las discusiones y a ser «mandones»; son capaces, pero nerviosos. Tienen mucho miedo a perder a los amigos a pesar de que siempre les están encontrando defectos. Son propensos a experimentar congestión mental y tienen tendencia a ser hipocondríacos para ganarse las simpatías y para mantener su poder sobre los demás. Son fácilmente irritables y nerviosos y son víctimas de autocompasión. Toman firmes resoluciones y su preocupación por los demás oculta el hecho de que ellos están básicamente autocentrados y minan la vitalidad de los demás con sus inquietas ingerencias. Son víctimas de la angustia y lloran fácilmente.

Agrimonia. Este es el remedio para los tipos de personas de buen humor que se apuran fácilmente por las querellas. Estas personas tienden a esconder a los demás sus propios problemas, pero pueden tomar estimulantes para hacer frente a dichos problemas. No les gusta estar solos y gozan con las emociones. Tienden al nerviosismo y a la ansiedad, y temen las enfermedades físicas. Sin embargo, no tienen miedo a la muerte y son capaces de suicidarse en casos de extrema ansiedad. Están excesivamente influenciados por los demás porque quieren evitar controversias y porque son básicamente amables.

Centaurea.Esta flor sirve para los que quieren hacer demasiadas cosas por los demás. Generalmente son tranquilos y apacibles y tienen un fuerte sentido del servicio, lo cual puede ocasionar que se excedan en el cumplimiento de sus obligaciones.

Estas personas trabajan mucho más de lo que les corresponde. Deben tomarla centaurea cuando vean que están dominados por los demás (especialmente si han sido maltratados por ellos) y cuando se sientan demasiado sensibles o agotados.

Estas personas se pueden negar a sí mismas y convertirse en mártires. A menudo son débiles de voluntad y pueden dejar que otras personas minen su vitalidad.

Cerato. Está indicado para las personas que tienen tan poca confianza en sí mismas que no toman sus propias decisiones y siempre buscan el consejo de los demás. Pueden ser variables y adolecer de falta de concentración. Rara vez tienen firmes convicciones acerca de algo, pero siempre buscan información y hacen preguntas. Hablan con nerviosismo y tienden a vaciar la energía de los demás.

Clemátide. Esta planta sirve para los que no tienen mucho interés en sus vidas. Tienen tendencia a estar apartados, a ser tranquilos y soñadores y a vivir confiando en el futuro, en la esperanza de que pueda ser mejor, sin que aparentemente traten de cambiar el presente. Se trata de personas que pierden la esperanza fácilmente si se ponen enfermos. Pueden parecer distraídos o absortos en sus pensamientos, pero les falta concentración. No parecen tener ambiciones y se les puede describir como apáticos. Se cansan rápidamente debido a su falta de vitalidad.

Son poco prácticos, idealistas e imaginativos. Pueden atraer enfermedades como medio de escapar de experiencias, y esto puede tomarla forma de obsesiones religiosas e incluso de locura. Estas personas son extremadamente sensibles a los ruidos. Normalmente, no se quejan (sencillamente porque no están interesados en ello) aun cuando a menudo no son felices. La poca vitalidad que tienen es fácilmente minada por las otras personas. No tienen miedo de la muerte y algunas veces la desean.

Genciana. Está indicada para las personas que pierden la esperanza fácilmente. Aun cuando sus asuntos marchen bien, un pequeño tropiezo les descorazona. Son el tipo de personas a las que todo les parece una montaña de dificultades. Se deprimen y se desaniman fácilmente. Se influencian con facilidad por cualquier demora o impedimento y están llenos de dudas y pierden la fe en todo. Estas personas pueden caer en estados de melancolía sin razón justificada.

Heliantemo. Este remedio sirve para cualquier caso de emergencia, como accidentes o enfermedades repentinas, o en el caso de shock. Ha sido llamado «El remedio de rescate» aunque ahora es posible adquirir un remedio llamado «rescate» que combina el heliantemo con otros cuatro extractos de flores y que, según manifestaciones de los suministradores, «es bueno para todos los estados de emergencia tales como terror, shock, tensión mental y pérdida de control emocional». Yo recomiendo que todas las personas tengan a mano este medicamento.

El heliantemo está indicado para los que son aprensivos o que se desesperan y para después de las pesadillas o malos sueños, o en cualesquiera otros casos de extremo temor, desesperación o pánico. Es el número uno de la lista de remedios a base de flores y con mucha razón, ya que todos lo necesitamos en algunas ocasiones. Debemos saber que en los accidentes mueren más personas de shock que de otras causas, y que el helian-temo (juntamente con el «remedio de emergencia» antes mencionado) es el medicamento más rápido para contrarrestar el shock. En caso de emergencia, destapar la botella y tragar el medicamento directamente de la misma, sin perder tiempo en dosificar. Es, literalmente, un salvavidas.

Impatiens. Su nombre describe el carácter de las personas para las cuales está indicada esta planta. Son rápidos de pensamiento y de acción y no toleran demora alguna en sus planes. No soportan estar enfermos y a menudo acortan el período de convalecencia. Son impacientes con las personas más lentas y, por este motivo, prefieren a menudo trabajar solos. El difunto Charles Cárter, astrólogo bien conocido, confesó que este era su remedio. Estas personas son generalmente competentes y tienden a excederse en sus esfuerzos. Tienen mucha confianza y seguridad en sí mismos, con altos ideales, pero son intolerables con la limitación y tienden a criticar y a dar prisa a las otras personas. Pueden trabajar duro, sin darse cuenta de que las demás personas no poseen una energía tan abundante como ellos. Su enfermedad es originada por la inquietud, la irritabilidad y las tensiones, todo ello causado por su falta de capacidad para relajarse.

Mímulus. Está indicado para los que tienen miedo de la vida y tienden a guardar este miedo para ellos mismos. Temen la posibilidad de enfermedades, accidentes, soledad, etc., así como todos los peligros naturales de la vida. Son nerviosos y vacilantes y no les gusta estar solos, pero tampoco les gusta tener una compañía muy numerosa. Son muy capaces de ponerse enfermos para escapar a ciertos temores. Generalmente son tímidos, tranquilos y rechazan pasar a la acción lo máximo posible. Les falta confianza en sí mismos y reaccionan mal ante los ruidos y las discusiones, se asustan fácilmente por cualquier adversidad y, aunque tienen miedo a la muerte, son capaces de suicidarse bajo tensión. Las otras personas les pueden quitar energía.

Scleranthus. Sirve para las personas tranquilas que son extremadamente indecisas por analizar los dos aspectos de un problema. Este problema no se discute con los demás. Este remedio está indicado para el mal humor y el carácter cambiante, así como para la falta de concentración debido a indecisión. El problema da lugar a falta de confianza e inestabilidad y puede producir depresiones nerviosas. Las reacciones del paciente pueden ser lentas y tendentes a demorar la adopción de medidas. Los inestables se pueden volver violentos o temerosos.

Verbena. Este es el remedio para los signos fijos del zodíaco, y para los que raramente cambian sus opiniones, ya que no están abiertos a las ideas de los demás. También tienden a preocuparse demasiado por los otros y, como tienen una voluntad fuerte, tratan de dominarlos y convertirlos a su propia forma de pensar aun cuando también se preocupan de ellos. Son muy valientes y no dan paso a la enfermedad, teniendo actividad cuando deberían descansar. Les gustan las discusiones así como dirigir los asuntos ajenos. Frecuentemente sufren cansancio debido a que se concentran demasiado y se esfuerzan excesivamente, poniendo demasiada tensión en sus actividades.

Buscan el poder y como jefes pueden ser duros con los que están por debajo de ellos. No obstante, tienen altos ideales y se convertirán en mártires por una causa por la que se sienten apasionados. Todos sus esfuerzos son excesivos y esto les lleva a un nerviosismo y finalmente a depresiones nerviosas. Tienen mucha confianza en sí mismos y tienden a ser rápidos en sus acciones a pesar de la rigidez de sus mentes y actitudes. Sufren tensiones y pueden volverse violentos. Su vitalidad vacía la energía de los demás.

Violeta de agua. Esta planta sirve para los solitarios. Estas personas son generalmente muy amables, aunque también son competentes y confían en sí mismas. Son a menudo personas inteligentes que, a la vista de los demás parecen reservadas. No se preocupan de las opiniones de las otras personas y normalmente son pacíficas y tranquilas. Tienen una necesidad definida de estar solos y evitan las discusiones. A causa de su confianza en sí mismas, son personas útiles para recurrir a ellas en caso de emergencia.

Estos remedios son muy seguros y se pueden utilizar sin miedo a efectos secundarios, pero no hay que utilizarlos para enmascarar síntomas que persisten y que requieren la atención de un especialista...

 

Conozca también

Compatibilidad entre signos

Cómo conquistar a cada signo

Cómo atraer suerte por signo

Horóscopo infantil y juvenil

Los signos zodiacales y los viajes

libros brujería

 

 

                                                            Sepa a qué santo encomendarse para su salud

 

 

 

                                                         

      

 

 

 

                              

                                                                                             

 

como atraer la buena suerte