Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

 

            La mano de Fátima y su poder

La importancia de la mano de Fátima radica en que la cultura musulmana es iconoclasta, por lo que sólo rinde culto a las palabras caligráficas. Sin embargo, la mano de Fátima es una rara excepción.

Tanto en Marruecos como en otros pueblos del norte de África es frecuente ver estos amuletos en el dintel de las viviendas, pues se tiene la seguridad de que no dejarán pasar ningún daño al hogar, en especial los que puedan derivarse de la pérfida mirada de quienes se supone tienen poder para acarrear el mal de ojo.

Se trata de una mano plana, de metal, que posee uno o varios orificios, según sean para ensartar una cinta o cadena que permita colgarla al cuello o para clavarla sobre la puerta de entrada.

Fátima significa «doncella», en árabe. Es el nombre de la hija menor de Mahoma, que le acompañó cuando emigró de La Meca a Medina y le cuidó cuando él se enfrentó a su última enfermedad. Dado que es la única descendiente del Profeta que tuvo hijos, de ella reciben su legitimidad hereditaria los fatimíes, un califato medieval del norte de África. Los shiíes, que dominan en el Islam iraní, sólo consideran verdaderos sucesores de Mahoma a los descendientes de Fátima.

 

Sin embargo, ¿Por qué se considera poderosa?

El origen de este amuleto hay que buscarlo en las misteriosas manos que nuestros antepasados prehistóricos dibujaron, junto a otros signos mágicos, en las cuevas que habitaban.

No se conocen bien los efectos protectores que esperaban de este rudimentario talismán, pero es indudable que suponían les ayudaba en los avatares de su difícil supervivencia. Es muy posible que este signo estuviese relacionado con protecciones mágicas contra las enfermedades, pues se creía que éstas, al igual que el infortunio, tenían su origen en la influencia nefasta de espíritus maléficos. Recuérdese que, durante muchos siglos, el pueblo ha venido llamando «manosantas» a aquellos seres excepcionales capaces de sanar únicamente con la sola imposición de sus manos.

Circuló por la España musulmana un amuleto, antecedente de la mano de Fátima, llamado «portero de las cinco virtudes». Consistía en la representación de la palma de la mano y de una llave sobre el antebrazo. Tras la Reconquista se decía que en la puerta de la Alhambra había una mano en un lado y una llave en el otro y que cuando la mano cogiese la llave los musulmanes regresarían a Granada.

Las manos de Fátima poseen de tres a siete dedos, según los gustos mágicos. Pero las más solicitadas a lo largo de los siglos han sido las de cinco; tanto, que este amuleto se suele llamarse xomsa o khamsa (cinco, en árabe). Este número, considerado de buena fortuna en el Islam, simboliza el grupo de venganza de la sangre o los parientes masculinos más íntimos, con cinco grados de relación entre sí.

Dicho guarismo facilita la analogía con la figura humana -cuatro extremidades más la cabeza-y entronca con las virtudes benéficas en materia de amor y la salud atribuidas al cinco, que suele aparecer en los motivos decorativos ya que simboliza la mano de Fátima, la Providencia y la síntesis de ley y religión.

Aunque hay manos de Fátima asimétricas, se cree que las virtudes mágicas de este amuleto se refuerzan considerablemente si tiene los dedos pulgar y meñique dispuestos de forma simétrica, con sendas curvas hacia ambos lados, formando medias lunas protectoras.

Los hebreos tienen un amuleto muy parecido, aunque no lo identifican con ningún personaje de su historia sagrada. Se diferencia fundamentalmente del islámico en que muestra un ojo en el centro de la palma de la mano, para reforzar sus poderes mágicos. El Cristianismo extendió la visión ocular de la omnisciencia y ubicuidad protectora de Dios a los serafines y querubines, poniendo ojos en sus alas para indicar la facultad que tienen de ver y comprender.

El paso siguiente fue extender, por medios mágicos, esta facultad a los seres humanos, lo que se lograría mediante este amuleto con un ojo en la mano que, según los magos, otorgaría el don de la clarividencia a R> su poseedor. ¦

 

El amuleto de San Bartolomé

Uno de los antecedentes occidentales de la mano de Fátima es el amuleto de la mano horadada o de san Bartolomé, que estuvo muy de moda en la Edad Media para diversas prevenciones mágicas.

En un principio se tallaban en marfil; sin embargo, la industria gallega de Sargadelos retomó esta tradición y las elaboró en cerámica policromada, dándoles el nombre de Fura man. Sirven para librarse de los manirrotos y están indicadas para todos los que aspiran a una buena administración de sus bienes.

 

 

 

Conozca también

Los remedios naturales de Santa Hildegarda de Bingen

 

Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

El rosario como objeto sagrado y de protección

 

 

 

                                                                          San Cristobal y su devoción

  • La mano de Fátima y su poder

     

     

    Como atraer la buena suerte

    Siguenos en:

    Consultorio esoterico en Facebook

    Consultorio esoterico en Google plus

      Consultorio esoterico en Twitter

    Consultorio esoterico en Youtube

    Inicio

     

     

     

    Hechizos

       Hechizos de amor

       Hechizos de dinero

       Hechizos de belleza

       Hechizos de salud y remedios    caseros

       Hechizos de protección

       Ritual de limpieza y    armonización del hogar

       Hechizos para los estudios

       Recetas mágicas variadas

       Rituales contra el mal de ojo

     

    La suerte y cómo atraerla

     

    Técnicas adivinatorias

    Acutumancia

    Animales

    Arena

    Barajas españolas

    Bingo

    Bola de cristal

    Botanomancia

    Cartas de naipes

    Conchas del mar

    Contemplación del agua

    Contemplación del espejo

    Contemplacón del huevo

    Dominó

    Fisignomía

    Grafomancia

    Humo y la ceniza

    Líneas de la mano

    Lunares

    Numerología

    Oráculo de Venus

    Péndulo

    Pesomancia (piedras)

    Quirognomía

    Rabdomancia o radiestesia

    Runas

    Tarot

    Taza de té

    Otros técnicas de adivinación

     

     

     

    Técnicas de desarrollo mental

    La intuición

    La telepatía

    Las premoniciones

    Visión remota

    Visualización creativa

    El mándala

    El aura

    Activación de la mente

     

    Los ángeles

       El misterio de los ángeles

       Jerarquía angelical

       Cómo invocar al ángel de la    guarda

       Cómo invocar a los arcángeles

       El tarot angelical

    Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

       Cómo contactar con los    ángeles de manera natural?

     

    Significado de los nombres

    Letra A - B                

    Letra C - D               

    Letra E - F              

    Letra G - I               

    Letra J - L

    Letra M - N

    Letra O - Q

    Letra R - Z

     

    Santos y oraciones poderosas

       Santos para encomendarse

       Salmos poderosos

       Oraciones para buena suerte

       Oraciones para protección

       El poder de la oración curativa

       Oraciones para sanación

       Santos para el trabajo y

       negocios

     

    Las velas en los rituales

    Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

    Rituales de amor con velas

    Rituales de salud con velas

    Rituales con velas para el trabajo y para negocio

     

    Feng shui

    Feng Shui para el negocio

    Feng Shui para la oficina

    Feng Shui del amor

    Feng Shui del hogar

    Feng Shui del bebé

     

    Consulte nuestros diccionarios esotéricos

     

    Diccionario de sueños

     

    Diccionario de superstición

     

    Diccionario de plantas mágicas

    Diccionario de piedras mágicas

     

        ¿Quieres conocer?

      rituales

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

                                                                                                 

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    CCT