Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

 

             Conoce los chakras o los centros de energía de tu cuerpo

Nuestros diferentes cuerpos (físico, mental, causal, astral...) se nutren de diferentes elementos. Además de los alimentos y demás nutrientes físicos, del aire y de la energía vital (llamada chi o qi, en las tradiciones china y japonesa), existe otra forma de energía que también juega un papel fundamental en el equilibrio energético de nuestro organismo.

e trata de un tipo de energía "sutil", que también se considera "energía espiritual" y que en distintas formas y por distintas vías fluye por nuestro cuerpo físico.

Esta energía se conoce como prana en la cultura hindú y significa literalmente "aliento de vida". Es dinámica y vitalizante, y la materia se cohesiona desde los átomos hasta los organismos más complejos gracias a ella. Se distribuye y actúa a través de

Los maestros de yoga afirman que toda luerza se basa en prana: la fuerza de gravedad, la atracción, la repulsión, la electricidad, la radiactividad... y que sin prana no hay vida, porque es el alma de toda fuerza y energía. El principio de la vida, es madre y origen de toda fuerza mental, química y física.

Prana es la inteligencia más íntima de las fuerzas naturales y su forma de manifestarse. Por eso, su influencia se halla en toda vibración terrenal.

De todo el prana que colma el universo, el que se encuentra en nuestro cuerpo y mente es el más cercano a nosotros. Sólo logramos la armonía del prana que anima nuestro cuerpo material, subordinándola a nuestra voluntad. Y sólo podemos controlarlo a través de nuestro pensamiento, que será, naturalmente, lo más puro posible.

La tradición yóguica hindú seria la primera en describir el prana y su sistema de chakras, de eso hace muchos siglos en los textos sagrados más antiguos, los Vedas. El conocimiento detallado de los chakras ha llegado a Occidente hace sólo unas décadas, pero su influencia en las medicinas no convencionales es enorme.

 

Los siete chakras o centros de prana

En la medicina tradicional india o Ayurveda se denominan chakras a unos vórtices o remolinos en forma de esfera que actúan a modo de transmisores de energía o prana en nuestro cuerpo etéreo o energético. Existen siete principales y un gran número de otros chakras menores.  A continución se presentan:

Primer chakra: Muladhara (raíz, fundamento) Se sitúa en el "centro coccígeo", en el perineo: entre el anoy los genitales. En el plano sutil es el encargado de regular nuestra energía física y la voluntad de vivir. Si el primer chakra está abiertoy funciona con normalidad significa que nuestra fuerza vital está en pleno funcionamiento. Por eso mostramos un poderoso deseo de vivir la realidad física. Las personas que presentan un bloqueo evitan la actividad física y tienen un nivel de energía muy bajo, incluso son enfermizas porque carecen de poderfísicoy pueden presentar estados depresivos.

Segundo chakra: Swadhisthana (dulzura) Es el chakra sacro y se sitúa encima de la región pélvica inferior a la altura de las gónadas, es decir, de los testículos y de los ovarios. Está entre el centro púbíco y el centro sacro. Rige nuestra capacidad de dar y recibiramor, y en la calidad del amorque transmitimos a nuestra pareja; además regula la cantidad de energía sexual que podemos generar.

Sí este chakra funciona con normalidad, la persona da y recibe placer sexual sin problemas y experimenta orgasmos. El orgasmo revitalíza y es un importante baño energético porque despeja nuestro sistema corporal de energía atascada, tensión profunda y productos de desecho. Sin embargo, para sentir un orgasmo total del cuerpo es preciso que estén abiertos todos los chakras.

Los bloqueos de este chakra se traducen en incapacidad de la mujer de lograr el orgasmo y disfrutar de una relación sexual placentera. En el caso del hombre puede ir asociado a una eyaculacíón precoz o impotencia.

Tercer chakra (manipura) gema brillante Este chakra es el del plexo solary se sitúa a la altura del páncreas, en el centro del diafragma. Potencia la autoestima, la vitalidad, la sabiduría espiritual y la conciencia de nuestro lugar dentro del Universo. El centro del plexo solar es fundamental para la capacidad de conexión entre las personas. Al igual que un cordón umbilical, cuando se crea una relación con otro ser humano crecen cordones de energía que conectan a ambas personas. Su númeroyfuerza aumentan cuanto más fuerte es la conexión. De igual modo, a medida que se va deshaciendo una relación, se van cortando los cordones de energía.

Es un chakra mental y está relacionado directamente con nuestro cuerpo emocional. Si funciona correctamente, la persona se acepta a sí misma y establece relaciones satisfactorias con los demás. Pero si se bloquea, la persona puede no llegar a sentir nada, excepto odio por sí misma. Además, se traduce en ansias de poder, de controlar todo lo que sucede a su alrededor e influenciar a las personas. A nivel físico puede traducirse en sobrepeso y zona abdominal dura e hinchada. Como consecuencia, puede desarrollar indigestión, acidez, gastritis recurrentes o úlceras de estómago. También regula la voluntad para plasmar nuestras ideasen acciones concretas y cuidar de nuestro cuerpo físico y espiritual.

Cuarto chakra: Anahata (corazón) Se encuentra encima de nuestro corazón y pulmones. A nivel espiritual regula nuestros sentimientos de amor. Pero además, también rige la voluntad de ¡mpactar al mundo exterior.

Desde su centro fluye nuestra energía de conexión con cualquier forma de vida y cuanto más abierto está, mayores nuestro círculo de afectos y nuestra capacidad detransmitir amor. Hasta llegar al amor incondicional, la forma más pura de amar. Produce también una profunda paz que nace de la ausencia de conflictos y de estar en armonía con nuestro entorno y nuestras circunstancias.

Si este chakra se bloquea no podremos establecer relaciones duraderas y nos producirá una sensación de soledad, falta de unión y dificultades para experimentar amor hacia las personas, los anímalesy la naturaleza en sí misma.

Quinto chakra: Vishuda (purificación) Es el centro del sonido, de la vibración y de la autoexpresión. Nos ayuda a controlar nuestra propia conciencia, y a crear y transmitir lo que queremos decirnos a nosotros mismosy a los demás. A nivel etéreo, es el chakra que se atribuye a la clarividencia y la telepatía, formasde comunicarse que trascienden el sonidoy la palabra.

Abarca todas las expresiones artísticas que tienen que ver con el sonido o la palabra, como el canto o la escritura, y su buen funcionamiento lleva a las personas a saber escuchar. El acto de crear obliga a la persona a empatizarse con sus semejantes para poderles transmitir sus sentimientos y pensamientos.

Se encuentra en la garganta, concretamente entre el centro de la garganta y la base del cuello. Alcanza su grado óptimo de funcionamiento al llegar a la madurez, momento en queya nos responsabilizamos de nuestros pensamientos y nuestros actos, y dejamos de culpar a los demás de nuestras carencias vitales. A medida que avanzamos en la apertura de este chakra, entendemos el mundo en el plano vibracional. En caso de bloqueo, la persona no acepta lo que le llega del mundo exterior porque lo considera negativo y hostil.

Sexto chakra: Ajna (saber, percibir) Es conocido como el "Tercer Ojo"y se encuentra en el centro de la frente, tradicional-mente en medio de las dos cejas. Regula la capacidad para visualizary entender conceptos mentales, y la voluntad para desarrollar ideas prácticas.

Su bloqueo impide a la persona tener conceptos mentales claros y una percepción fiel de la realidad. Todo lo percibirá de manera confusa y distorsionada, de carácter negativo. Para poder abrir ese chakra debemos analizary purificar nuestras creencias negativas. Sólo así podremos volver a ser creativos y a desarrollar nuestras ideas y sentimientos.

A través de este sexto chakra podemos crear realidades con la sola ayuda de los pensamientos y las convicciones. Una muestra de ello es el efecto placebo, probado extensamente en la medicina alopática, en el que el pensamiento pone en marcha un sistema de autocuración del cuerpo.

Séptimo chakra: Sahasrara (multiplicado por mil) Se encuentra en el centro de nuestra coronilla. A través de él nos integramos en la vida y desarrollamos los aspectos espirituales, las cuestiones relacionadas con la fe y el hallazgo de un significado personal en el universo. Nos ayuda a la integración de nuestros cuerpos físico, emocional, energético y mental en una unidad. Siempre llega un momento en que nos preguntamos por el significado de nuestra vida. Cuando surge la pregunta de "de dónde venimos y adonde vamos" se empieza a activar el séptimo chakra, a tejer la conexión entre nuestro yo superiory nuestra alma. En este vórtice se considera que reside la conciencia espiritual, esa voz interior a la que no solemos prestar atención.

Desde el plano de la energía vital o prana influyen en nuestro estado físico a través del funcionamiento de las glándulas endocrinas, que son las glándulas de secreción interna como la tiroides. Estas glándulas afectan a nuestro funcionamiento corporal, al equilibrio mental y a la integridad emocional.

El prana y los chakras pueden influir decisivamente en las causas por las cuales enfermamos, aunque la opinión de la medicina alopática no admite esta tesis. Sin embargo, no quiere decir que los factores genéticos, la dieta, los agentes tóxicos del medio ambiente que respiramos, las bacterias y los virus no puedan provocar dolencias en nuestro organismo.

No existen chakras buenos o malos, ni negativos o positivos. Nuestros cuerpos y nuestra salud necesita de todos ellos. Sin embargo, pueden ser constructivos o discordantes según cómo los usemos en relación a nuestras energías.

Cada uno de nuestros siete chakras básicos tiene unas funciones concretas, pero el conjunto de ellos funciona como un todo. En ese todo, en nuestro ser integrado, está el equilibrio.

 

La columna vertebral

Nuestro cuerpo manifiesta la polaridad esencial en su eje a lo largo de la columna vertebral. El espíritu tiene su manifestación en la corona de la cabeza y la materia en la raíz o base de la columna. En el medio de ambas polaridades hay etapas intermedias de conciencia; los chakras se corresponden con estas etapas intermedias que al igual que las notas musicales vibran desde la más grave o densa hasta la más aguda o sutil.

En nuestra coronilla se manifiesta el espíritu, después en orden de intensidad el centro de los ojos es la sede del alma o la mente y el chakra de la garganta es el cuerpo en esencia, porque es allí reside el éter. De esta sustancia sutil nacen los cuatro elementos inferiores, que son una modificación del éter básico: el aire, el fuego, el agua y la tierra. Estos elementos tienen su sede en los cuatro chakras inferiores, respectivamente.

 

"Ruedas" de energía, puntos de conexión

Los chakras son "ruedas" de energía y puntos de enlace por los cuales fluye la energía de uno a otro de nuestros cuerpos.

El primer y segundo chakra transfieren dos fuerzas procedentes del plano físico. Una es el fuego serpentino de la tierra y la otra la vitalidad del sol. El tercero, cuarto y quinto están relacionados con las fuerzas que recibe el ego por medio de la personalidad, de nuestro cuerpo emocional. Todos ellos alimentan ganglios nerviosos del cuerpo denso. Finalmente, los chakras sexto y séptimo están relacionados con la glándula pineal y se activan cuando se alcanza un cierto grado de espiritualidad.

El chakra de la cabeza, con nuestro cerebro; el de la frente, con el sistema nervioso; el de la garganta, con la tráquea y la tiroides; el del corazón, con nuestro corazón y el sistema circulatorio; el del plexo solar, con el sistema digestivo; el del sacro, con nuestro sistema urinario; y el coxígeo, con nuestro aparato reproductor.

 

¿Cómo funcionan nuestros chakras?

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, están todos abiertos y giran en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar la energía vital o prana.

Si el chakra gira en sentido contrario, la corriente fluye al revés. En vez de hacerlo desde fuera hacia dentro, la dispersa desde el centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Cuando esto sucede, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan, ya que en vez de absorber este prana exterior, expulsa la energía vital interna. Casi todos nosotros tenemos tres o cuatro chakras que en algún momento determinado giran en sentido contrario.

Los chakras ayudan a regular el flujo de energía vital hacia la totalidad de nuestro organismo y buscan el equilibrio y la salud. No sólo metabolizan la energía, sino que también la detectan. Por ello nos sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si tenemos alguno bloqueado, no dejamos que entre la información.

Los cambios energéticos se manifiestan primero en el cuerpo energético o etéreo antes de hacerlo como problemas físicos; de ahí la importancia de mantener el correcto equilibrio en nuestro cuerpo etéreo.

A ello contribuyen terapias vibracionales como la acupuntura, la homeopatía o el reiki, entre muchas otras. Las ondas energéticas entran por el chakra de la cabeza. De ahí pasa al resto, que están conectados entre sí a través de la médula espinal y el sistema linfático. La energía se distribuye de arriba abajo por medio del sistema de chakras secundarios y nadis. Cada chakra vibra con una frecuencia diferente. De la misma forma que la luz blanca se compone de los siete colores, la energía entra por el chakra superior y cada "color" vibracio-nal se distribuye al chakra correspondiente.

 

Energía vibracional

Cada chakra tiene una frecuencia vibra-cional y ocurre lo mismo con cada uno de nuestros órganos. Los que se asemejan más entre ellos están próximos al chakra que los nutre y tienen una función común en algún sistema de nuestro cuerpo.

Los chakras traducen esos efectos de la energía vibracional a través de nuestro sistema endocrino en manifestaciones biológicas concretas. Las glándulas endocrinas forman parte de un poderoso sistema de control central que afecta a todos los procesos fisiológicos del organismo. Incluso pueden influir sobre nuestro estado de ánimo debido a los influjos hormonales sobre la actividad cerebral.

El sistema endocrino, el inmunológico y el cerebro están íntimamente relacionados y por ello se manifiesta una dependencia entre los estados de estrés, la depresión y los problemas autoinmunes. Por ello, los chakras, que actúan desde el cuerpo energético, no sólo controlan el flujo de energía de nuestro cuerpo físico, sino también emocional y mental.

Es por eso que los chakras, en un proceso inverso, se ven afectados por nuestras emociones. Para cada uno hay un aspecto emocional determinado. Si nuestro cuerpo emocional presenta una alteración en el campo relacionado con uno de sus chakras provocada por una dificultad de emotividad, como baja autoestima, estrés o insatisfacción personal, esa alteración emocional se traduce en un bloqueo del flujo de la energía sutil a través de ese chakra en concreto. En ese caso, la meditación resulta una terapia muy adecuada, sobre todo si se practica la meditación activa combinada con imaginería visual, es decir, con formas activas de visualización.

 

Conozca también

Horóscopo chino

Conoce la numerología

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

Feng Shui del bebé

libros brujería

 

 

                                                                          San Cristobal y su devoción

  • Conoce los chakras o los centros de energía de tu cuerpo

     

     

    Como atraer la buena suerte

    Siguenos en:

    Consultorio esoterico en Facebook

    Consultorio esoterico en Google plus

      Consultorio esoterico en Twitter

    Consultorio esoterico en Youtube

    Inicio

     

     

     

    Hechizos

       Hechizos de amor

       Hechizos de dinero

       Hechizos de belleza

       Hechizos de salud y remedios    caseros

       Hechizos de protección

       Ritual de limpieza y    armonización del hogar

       Hechizos para los estudios

       Recetas mágicas variadas

       Rituales contra el mal de ojo

     

    La suerte y cómo atraerla

     

    Técnicas adivinatorias

    Acutumancia

    Animales

    Arena

    Barajas españolas

    Bingo

    Bola de cristal

    Botanomancia

    Cartas de naipes

    Conchas del mar

    Contemplación del agua

    Contemplación del espejo

    Contemplacón del huevo

    Dominó

    Fisignomía

    Grafomancia

    Humo y la ceniza

    Líneas de la mano

    Lunares

    Numerología

    Oráculo de Venus

    Péndulo

    Pesomancia (piedras)

    Quirognomía

    Rabdomancia o radiestesia

    Runas

    Tarot

    Taza de té

    Otros técnicas de adivinación

     

    Quieres saber a qué santos encomendarte para cada dolencia?

      Libro de santos

     

    Técnicas de desarrollo mental

    La intuición

    La telepatía

    Las premoniciones

    Visión remota

    Visualización creativa

    El mándala

    El aura

    Activación de la mente

     

    Los ángeles

       El misterio de los ángeles

       Jerarquía angelical

       Cómo invocar al ángel de la    guarda

       Cómo invocar a los arcángeles

       El tarot angelical

    Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

       Cómo contactar con los    ángeles de manera natural?

     

    Significado de los nombres

    Letra A - B                

    Letra C - D               

    Letra E - F              

    Letra G - I               

    Letra J - L

    Letra M - N

    Letra O - Q

    Letra R - Z

     

    Santos y oraciones poderosas

       Santos para encomendarse

       Salmos poderosos

       Oraciones para buena suerte

       Oraciones para protección

       El poder de la oración curativa

       Oraciones para sanación

       Santos para el trabajo y

       negocios

     

    Las velas en los rituales

    Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

    Rituales de amor con velas

    Rituales de salud con velas

    Rituales con velas para el trabajo y para negocio

     

    Consulte nuestros diccionarios esotéricos

     

    Diccionario de sueños

     

    Diccionario de superstición

     

    Diccionario de plantas mágicas

    Diccionario de piedras mágicas

     

        ¿Quieres conocer?

      rituales

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

                                                                                                 

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    CCT