">

 

 

 

Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

Siguenos en:

Consultorio esoterico en Facebook

Consultorio esoterico en Google plus

  Consultorio esoterico en Twitter

Consultorio esoterico en Youtube

Inicio

 

 

 

Hechizos

   Hechizos de amor

   Hechizos de dinero

   Hechizos de belleza

   Hechizos de salud y remedios    caseros

   Hechizos de protección

   Ritual de limpieza y    armonización del hogar

   Hechizos para los estudios

   Recetas mágicas variadas

   Rituales contra el mal de ojo

 

Perfumes mágicos

Baños mágicos

Inciensos mágicos

 

La suerte y cómo atraerla

 

Amuletos y talismanes poderosos

 

Técnicas adivinatorias

Acutumancia

Anillos

Animales

Arena

Barajas españolas

Bingo

Bola de cristal

Botanomancia

Cartas de naipes

Conchas del mar

Contemplación del agua

Contemplación del espejo

Contemplacón del huevo

Cuchillo

Dados o cleromancia

Dominó

Fisignomía

Grafomancia

Humo y la ceniza

Líneas de la mano

Lunares

Numerología

Numerología china

Oráculo de Venus

Péndulo

Pesomancia (piedras)

Quiromancia

Quiromancia y salud

Quirognomía

Rabdomancia o radiestesia

Runas

Tarot

Tarot egipcio 

Taza de té

Otros técnicas de adivinación

 

Quieres saber a qué santos encomendarte para cada dolencia?

  Libro de santos

 

Técnicas de desarrollo mental

Activación de la mente

Aura

Chakras

Hipnotismo

Intuición

Mándala

Percepción extrasensorial

Premoniciones

Psicometría parapsicológica

Telepatía

Visión remota

Visualización creativa

 

Los ángeles

   El misterio de los ángeles

   Jerarquía angelical

   Cómo invocar al ángel de la    guarda

   Cómo invocar a los arcángeles

   El tarot angelical

Santos y oraciones para pedir justicia

Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

   Cómo contactar con los    ángeles de manera natural?

 

Significado de los nombres

Letra A - B                

Letra C - D               

Letra E - F              

Letra G - I               

Letra J - L

Letra M - N

Letra O - Q

Letra R - Z

 

Santos y oraciones poderosas

   Santos para encomendarse

San Antonio de Padua

San Cristobal

San Judas Tadeo

San Ignacio de Loyola

   Salmos poderosos

   Oraciones para buena suerte

   Oraciones para protección

   El poder de la oración curativa

   Oraciones para sanación

   Oraciones para perdonar

   Santos para el trabajo y

   negocios

 

Las velas en los rituales

   Cómo hacer sus propias velas?

   11 reglas en el uso de velas en    ituales y hechizos

Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

Rituales de amor con velas

Rituales de salud con velas

Rituales con velas para los negocios

Rituales con velas para el trabajo

 

Feng shui

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

Feng Shui del bebé

Feng Shui de las reformas

Feng Shui en el comedor

 

Guía práctica para usar las pirámides de forma mágica

 

Astrologia

Horóscopo chino

Articulos sobre esoterismo

 

Enlaces

 

Consulte nuestros diccionarios esotéricos

 

Diccionario de sueños

 

Diccionario de superstición

 

Diccionario de plantas mágicas

Diccionario de piedras mágicas

 

    ¿Quieres conocer?

  rituales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hechizos y rituales para dominar los propios celos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hechizos y rituales para dominar los propios celos

Muchas personas sufren celos enfermizos por sus parejas los cuales surgen básicamente de la propia inseguridad.

La persona celosa no se siente capaz de atraer la atención, de merecer el amor y la fidelidad de la persona que ha elegido como compañera. Por lo general, quien sufre de celos lucha con todas sus fuerzas para no caer en ellos, pero aun así, está siempre pendiente, al acecho, buscando la menor pista que le indique lo que más teme: que hay otra persona en la vida de quien ama.

Algo aconsejable para calmar estos accesos que tanto dolor provocan es practicar ejercicios de relajación y respiración que se encuentran en la primera parte de este libro. Con ellos, podrá lograrse una armonía interna que disminuya el problema. Este rito tiene como finalidad hacer que la persona celosa tenga una mayor confianza en s; misma y, como consecuencia de ello, no sufra tanto su problema.

Posiblemente quien sufra de celos preferirá hacer un ritual que inmovilice a su pareja, que le aleje de las tentaciones; pero, ¿acaso hay una manera mejor de conseguirlo que obtener uno mismo la luminosidad interior, el encanto, la capacidad de seducción como para que siempre quiera estar a nuestro lado?

Pidiendo por el equilibrio de su energía interna, logramos que sean mejores y nos hagan sufrir menos. Como la actitud de conquista permanente también se funda en una escasa valorización personal, los ritos de fidelidad y los de celos procuran que ambos miembros de la pareja se sientan mejor consigo mismos, evitando así las conquistas amorosas por parte uno y los celos por parte del otro.

Objetos necesarios

Una nuez moscada

Pétalos u hojas de jazmín

Una varilla o cono de almizcle («musk»)

Una cucharadita de lavanda

Tres hojas de perejil

Cinco semillas de manzana

Un paño blanco grande, a modo de mantel

Un paño pequeño rojo, de unos 10 cm de lado

Dos arandelas enlazadas (pueden ser los trozos de una cadena)

Un carboncillo para encender incienso litúrgico

Un plato u otra superficie de metal donde encender el carbón

Lápiz y papel

Este ritual lo debe realizar la persona que sufre los celos. El carboncillo litúrgico se puede conseguir en tiendas de esoterismo, en santerías o en las que vendan productos religiosos.

Extender el paño blanco grande y, sobre él, colocar el paño rojo en el centro, también desplegado. Encender el incienso. Escribir en una tira de papel diez cualidades o virtudes propias; las que se juzguen más importantes (bondad, inteligencia, simpatía, etc.).

En otra tira de papel, escribir diez defectos o cualidades que se quieran cambiar; las que se suponga que tienden a provocar más rechazo en los demás. Incluir como primera lista, los celos.

Poner el plato o superficie de metal fuera del paño y en una superficie a la que no dañe el calor (puede ser una tabla de cocina).

Encender el carboncillo dentro del plato, utilizando cerillas de madera o una vela. Con la misma cerilla (o con otra si ésta se apaga), prender fuego al papel con las cualidades negativas y dejarlo caer dentro del plato, junto al carboncillo.

Echar sobre el carboncillo ardiendo la lavanda, el perejil, las semillas de  manzana y las hojas o flores de jazmín. Mientras todo se quema, recitar la primera oración, en voz alta y con convicción.

Dejar que todo se reduzca a cenizas (si fuera necesario encender nuevamente el carbón, hacerlo). El papel debe quedar totalmente convertido en cenizas.

Una vez que el fuego se apague, volcar las cenizas en el centro del paño rojo y allí Poner la nuez moscada, las dos arandelas unidas y la tira de papel en la que se han escrito las cualidades positivas. Recitar la segunda oración (que está abajo expuesta)..

'egar el Paño rojo con los ingredientes y atarlo o coserlo a modo de paquete, na vez hecho esto, guardarlo entre la propia ropa.

Cada vez que se sientan celos, que la inseguridad altere la armonía de la persona que los padece, coger el paquete rojo y ponérselo contra el pecho, sobre la piel, recitando la tercera plegaria. Se puede llevar consigo, dentro de un bolsillo en la cartera. Si no fuera posible llevarlo lo más cerca del pechoque nuestra vestimenta nos permita, al menos guardarlo en la mano.

Primera oración

La primera plegaria tiene como objetivo ayudarnos a remediar aquellas cualidades negativas que podrían provocar el rechazo de los demás:

Por los poderes de estos elementos

Pido que las fuerzas del universo me ayuden

A eliminar las emociones negativas.

Que así como el fuego convierte este papel en humo y cenizas

Mi deseo y voluntad puedan ayudarme a vencerlas. La segunda oración tiene como fin pedir por la duración de la pareja y el aumento de esos valores positivos que reconocemos en nosotros mismos:

 

Segunda oración a San Antonio de Padua

Guíame para aumentar mis virtudes

E ilumina a mi pareja para que pueda apreciarlas.

Tengo cualidades positivas y sé que con tu ayuda

Seré mejor cada día.

La tercera plegaria se dirá toda vez que se presenten los celos, mientras se tiene en contacto con la piel el paquete rojo. Hay que recitarla en voz alta, si es posible, y si no se debe murmurar:

Sé que mis valores le atraen; Que puede mirar o reír con otras personas, Pero que, en el fondo, me ha elegido a mí. Con mis cualidades y mi voluntad Lograré que permanezca a mi lado.

 

Conozca también

Rituales y hechizo con el maíz

El romero y su uso mágico

La canela: Su poder mágico en el amor y para encontrar trabajo

 

  hechizos de amor

 

 

 

 

                                                             

                                                                Deseas conocertips y consejos de belleza