">

 

 

 

Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

Siguenos en:

Consultorio esoterico en Facebook

Consultorio esoterico en Google plus

  Consultorio esoterico en Twitter

Consultorio esoterico en Youtube

Inicio

 

  

 

Hechizos

   Hechizos de amor

   Hechizos de dinero

   Hechizos de belleza

   Hechizos de salud y remedios    caseros

   Hechizos de protección

   Recetas mágicas variadas

   Rituales contra el mal de ojo

 

Perfumes mágicos

Baños mágicos

Inciensos mágicos

 

La suerte y cómo atraerla

Amuletos y talismanes poderosos

 

Aprenda técnicas

adivinatorias como:

Interpretar los lunares

Contemplación del agua

Contemplacón del huevo

Adivinanza en la taza de té

Bola de cristal

Grafomancia

Numerología

Dominó

Cartas de naipes

Tarot

El uso del espejo

El péndulo

Quirognomía

El oráculo de Venus

Las runas

Fisignomía

 

Conozca técnicas de

desarrollo mental como:

La intuición

La telepatía

Las premoniciones

Visión remota

Visualización creativa

El aura

 

Los ángeles

   El misterio de los ángeles

   Jerarquía angelical

   Cómo invocar al ángel de la    guarda

   Cómo invocar a los arcángeles

   El tarot angelical

 

Santos y oraciones poderosas

   Santos para encomendarse

   Salmos poderosos

   Oraciones para buena suerte

   Oraciones para protección

   El poder de la oración curativa

   Oraciones para sanación

 

Feng shui

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

 

Astrologia

 

Guía práctica para usar las pirámides de forma mágica

 

Articulos sobre esoterismo

 

Consulte nuestros diccionarios esotéricos

 

Diccionario de sueños

 

Diccionario de superstición

 

Diccionario de plantas mágicas

Diccionario de piedras mágicas

 

    ¿Quieres conocer?

  

 

Contáctenos

 

 

     

     

          

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rituales de salud con velas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

         Rituales de salud con velas

Antes de iniciar cualquier ritual de salud, resulta importante auto analizarnos, ya que muchas enfermedades son causadas por nuestro estilo de vida. 

    

Es conocido, por ejemplo, que los disgustos producen úlceras de estómago; que el estrés afecta al corazón y que la caída del cabello puede ser debida a un estado de agotamiento.

Por ello, es conveniente ponernos en orden primero a nosotros mismos mediante pensamientos positivos y el apreciar nuestro cuerpo por encima de todo.  Se debe recordar que el cuerpo es un reflejo del pensamiento y si equilibramos las energías, todo funcionará mejor.

Tomando en cuenta lo anterior, a continuación se describen algunos rituales de salud donde las velas son el elemento primordial y más importante.

 

Oración general para la salud

Se encenderá una vela de color verde y se dirá en voz alta: “Elevé mis ojos hacia ti ¡Oh Eterno! y me sentí vigorizado. Tú, que eres mi fortaleza, no me desampares en esta prueba; en tu infinita bondad espero, por medio de ti, recuperar la salud para poder seguirte. Agobiado estoy bajo el peso de mis iniquidades, más ayúdame, pues bien conozco las flaquezas de mi espíritu. ¡No apartes la mirada de mí! Y dame la oportunidad de que, salvando mis errores, mi espíritu pueda servirte hasta el final de mis días. Amén.  Se deja la vela, después de la oración, encendida durante treinta minutos   Se rezará preferiblemente durante  tres o cuatro veces al día a lo largo de una semana.

 

Ritual con velas para combatir la jaqueca

Después de leer el Salmo119, se prenda una vela amarilla y se repita cinco veces: "Mi cabeza está libre de dolor, me siento tranquilo y sano, me siento aliviado, no siento dolor".

 

Ritual con velas para combatir la fiebre

Después de leer el Salmo 197, se dice nueve veces y con mucha fe: "Energía divina, permite que baje la temperatura; necesito sentirme bien, ayúdame a tener salud y bienestar".

 

Ritual con velas para las heridas

Una vez leído el Salmo 146,  se enciende  una vela azul y, a la vez, se visualice una luz que penetra y cura la herida. Después, se dice tres veces: "El azul me sana, evita el dolor y me calma. Me siento mejor, pues la fuerza curativa es muy positiva".

 

Ritual con velas para combatir la depresión

Se lee el Salmo 13.  Luego se prende una vela blanca un lunes y se dice en voz alta: "Luz de alivio, penetra mi alma, aléjame de esta oscuridad, no permitas que la tristeza me domine. Abre mis ojos a tu iluminación y esconde para siempre esta oscuridad".  Se recomienda leer nuevamente el salmo y repetirlo si lo considera necesario.

 

Ritual con velas para la autoestima

Luego de leer el Salmo 8,  se enciende una vela amarilla un domingo y se repite nueve veces: "Yo creo en mis capacidades, dejaré el miedo a la acción, obraré de acuerdo con mis deseos, sin tomar ideas ajenas, siempre confiando en mí mismo".

 

Ritual con velas para combatir el cansancio

Después de leer el Salmo 140 se enuncia nueve veces: "Dios mío, no permitas que malas influencias afecten mi estado de ánimo; aleja personas y situaciones que me puedan hacer daño y robar la energía haciendo que me sienta siempre cansada. Dame fuerza y voluntad para seguir adelante en mis trabajos y faenas.”

 

Ritual para mejorar la salud

Este ritual puede realizarse cualquier día de la semana. Siempre al amanecer o al anochecer, durante tres días consecutivos, preferiblemente con la luna en fase de cuarto menguante.  Se debe ir a una habitación y ponerse ropa limpia, a ser posible de colores claros, nunca de color negro.  Después se debe tomar una infusión de poleo y menta.  Una vez finalizado, debe decir en voz alta “Bebo esta hierba para aliviar mi dolor.»  Mientras se bebe lentamente la infusión, se debe imaginar que el líquido recorre el organismo arrastrando el dolor y la enfermedad,

A continuación, se debe sentar y colocar delante un vaso con el agua, un espejo y la propia foto.  Se debe coger el espejo y mirar intensamente la imagen. Mirar al fondo de los ojos e imaginar que la enfermedad, la angustia y el dolor han quedado atrás.

Luego se traspasa la imagen proyectada en el espejo. Liberándose del dolor, de los miedos, de la tristeza.   Se debe mirar de nuevo la fotografía y hacer una inspiración profunda. A! espirar, imaginar que se está liberando de todo el dolor que se lleva. Inspirar de nuevo profundamente y, al soltar el aire, meditar sobre el mismo pensamiento: se está arrojando todo el dolor y la enfermedad, inspirar por tercera vez.   En ese momento se goza de un estado de paz y tranquilidad.

Encender una vela blanca con una cerilla; hacer una invocación a Dios, a los elementos o al santo de devoción, pidiendo que equilibre el cuerpo y alma.

En este momento, se debe tener pensamientos altruistas, imaginando que cuando se recobre la salud se ayudará a quien lo necesite. Incluso se debe pensar que se debe sanar porque hay alguien lo necesita o precisa su ayuda.

Colocar una ramita de romero junto a la vela. Tomar la foto y pronunciar estas palabras: “Vuelvo a estar sano y feliz”.

 

Otros temas relacionados

Cómo usar las velas en diferentes rituales

Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

Rituales de amor con velas

Rituales con velas para el trabajo y para negocio

 

 

                                                            Sepa a qué santo encomendarse para su salud