">

 

 

 

Consultorio esoterico - hechizos, recetas mágicas e interpretación de sueños

 

 

 

Siguenos en:

Consultorio esoterico en Facebook

Consultorio esoterico en Google plus

  Consultorio esoterico en Twitter

Consultorio esoterico en Youtube

Inicio

 

 

 

Hechizos

   Hechizos de amor

   Hechizos de dinero

   Hechizos de belleza

   Hechizos de salud y remedios    caseros

   Hechizos de protección

   Ritual de limpieza y    armonización del hogar

   Hechizos para los estudios

   Recetas mágicas variadas

   Rituales contra el mal de ojo

 

Perfumes mágicos

Baños mágicos

Inciensos mágicos

 

La suerte y cómo atraerla

 

Amuletos y talismanes poderosos

 

Técnicas adivinatorias

Acutumancia

Animales

Arena

Barajas españolas

Bingo

Bola de cristal

Botanomancia

Cartas de naipes

Conchas del mar

Contemplación del agua

Contemplación del espejo

Contemplacón del huevo

Dominó

Fisignomía

Grafomancia

Humo y la ceniza

Líneas de la mano

Lunares

Numerología

Oráculo de Venus

Péndulo

Pesomancia (piedras)

Quirognomía

Rabdomancia o radiestesia

Runas

Tarot

Taza de té

Otros técnicas de adivinación

 

Quieres saber a qué santos encomendarte para cada dolencia?

  Libro de santos

 

Técnicas de desarrollo mental

La intuición

La telepatía

Las premoniciones

Visión remota

Visualización creativa

El mándala

El aura

Activación de la mente

 

Los ángeles

   El misterio de los ángeles

   Jerarquía angelical

   Cómo invocar al ángel de la    guarda

   Cómo invocar a los arcángeles

   El tarot angelical

Salmos especiales y sus Arcangeles protectores

   Cómo contactar con los    ángeles de manera natural?

 

Santos y oraciones poderosas

   Santos para encomendarse

   Salmos poderosos

   Oraciones para buena suerte

   Oraciones para protección

   El poder de la oración curativa

   Oraciones para sanación

   Santos para el trabajo y

   negocios

 

Las velas en los rituales

Cómo interpretar las velas al encenderlas y apagarlas

Rituales de amor con velas

Rituales de salud con velas

Rituales con velas para el trabajo y para negocio

 

Feng shui

Feng Shui para el negocio

Feng Shui para la oficina

Feng Shui del amor

Feng Shui del hogar

Feng Shui del bebé

 

Guía práctica para usar las pirámides de forma mágica

 

Astrologia

Horóscopo chino

Articulos sobre esoterismo

 

Enlaces

 

Consulte nuestros diccionarios esotéricos

 

Diccionario de sueños

 

Diccionario de superstición

 

Diccionario de plantas mágicas

Diccionario de piedras mágicas

 

    ¿Quieres conocer?

  rituales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El humo y la ceniza como método de adivinación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

       

El fuego fue un elemento que el  hombre veneró desde el principio de los tiempos. 

De esa veneración nació la libanomancia, también conocida como capnomancia e ignispecia, la cual se trata de la observación del humo que surge de un fuego, de objetos que se queman o de incienso con fines adivinatorios.

Los babilonios y los griegos que efectuaban esta forma de adivinación observaban cómo el humo se levantaba de la comida que ardía en ofrendas y sacrificios a sus deidades con especial atención en la forma que adquiría y la dirección que tomaba lo cual les ayudaba a acertar en hechos futuros.

Muchas culturas han practicado ritos similares. Los semang de Malasia, un pueblo nómada, encendían una fogata antes de acampar cada noche. Si el fuego se elevaba directamente hacia el cielo, el lugar era seguro. Si se inclinaba hacia la selva, había peligro de ser atacado por los tigres, y entonces se elegía otro sitio.

Aunque éstas son técnicas muy antiguas, las formas modernas todavía se usan. Una de ellas se conoce como "lectura del humo" en la cual se enciende una vela, se pasa un trozo de cartulina blanca por la llama tres veces mientras se formula una pregunta (que tenga una respuesta sí o no) lo cual debe realizarse de forma rápida para evitar que la tarjeta se encienda completamente.  Si el humo se presenta recto, la respuesta es positiva, pero si se inclina, es negativa.

Existen muchas otras técnicas antiguas. Encienda una fogata en un sitio seguro mientras formula una pregunta binaria que conlleve una respuesta sí o no. Observe el humo. Si se levanta de modo ligero y en el centro, se ha recibido una respuesta positiva. Sin embargo, si flota pesadamente alrededor del fuego, la respuesta es negativa.

El segundo método de capnomancia involucra quemar objetos específicos y observar el humo que se levanta de ellos. Al formular su pregunta, lance un puñado de semillas de amapola a los carbones ardientes de una fogata a punto de extinguirse. Las respuestas se leen del modo descrito en el párrafo anterior.

Alternativamente, arroje un puño de aserrín de cedro (se puede obtener en la mayoría de tiendas de animales y en muchos supermercados) a las brasas mientras hace su pregunta y, una vez más, lea los augurios según el método de la fogata descrito arriba. Esta adivinación es de origen babilonio.

Una técnica más sencilla no requiere nada más exótico que quemar una varita de incienso. Aunque se puede usar cualquier tipo de incienso, la madera de sándalo parece producir los mejores resultados. Sostenga la varita de incienso entre sus manos y formule su pregunta. Enciéndala, colóquela en el incensario y observe el humo.   Si se eleva el humo del incienso hacia la derecha, la respuesta es sí; si lo hace hacia la izquierda, no.

 

Una técnica derivada de la lectura del humo: Las cenizas

Muchos pueblos antiguos utilizaron no sólo la adivinación mediante el humo del fuego sino de las cenizas que dejaba, ya que respetaban enormemente la ceniza al considerarla producto de las propiedades de transformación del fuego. Y aún se les puede utilizar para determinar el futuro.

Recoja las cenizas de fogatas apagadas o de la chimenea. Afuera, en un lugar donde el viento regularmente sopla en algún momento, esparza una buena cantidad de cenizas formando un rectángulo en el suelo. Mientras formula su pregunta relacionada con el futuro, escriba sí con su dedo en la parte derecha de las cenizas, y no en la parte izquierda. No las toque durante toda la noche.

A la mañana siguiente, estudie las cenizas. Si ambas palabras son claramente legibles, no es posible ninguna respuesta por el momento. Si una ha sido borrada por rastros de animales, el viento o alguna otra fuerza, la palabra sobrante revela la contestación a su pregunta. Si ambas palabras han desaparecido, no se ha proporcionado ninguna respuesta.

También puede escribir en las cenizas dos o tres palabras que resuman su pregunta, tales como "Mudanza mes próximo". A la mañana siguiente probablemente encontrará que algunas palabras han sido destruidas. Junte las palabras sobrantes para revelar el futuro.

 

 

 

Conozca también

El uso del tarot

El uso del espejo para la adivinación

El péndulo

Quirognomía

Líneas de la mano y la adivinación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                             

Sepa a qué santo encomendarse para su salud